Filosofía Montessori

La Dra. María Montessori nació el 31 de agosto de 1870 en Chiaravalle, Italia. Después de cursar estudios en las áreas de ingeniería y biología, ingresa en el Colegio de Medicina de la Universidad de Roma, convirtiéndose en la primera mujer doctora en medicina en Italia.

Debido a su formación científica, su capacidad analítica y sintética para observar el desarrollo humano y su deseo de ayudar a sus semejantes, Montessori se interesó en el estudio, diagnóstico y tratamiento de niños (as) con deficiencias físicas y mentales. Se traslada a Francia, donde estudia con Jean Itard y Edouard Seguin entrando en contacto además, con los materiales que éstos habían desarrollado en su trabajo con los niños (as) sordos.

Desde entonces, su trabajo es guiado por la inquietud que en ella provoca el acercamiento pedagógico tradicional con los niños (as) pequeños; “por qué si hemos logrado grandes avances con niños (as) que tienen deficiencias en su desarrollo, no ocurre lo mismo con niños (as) normales?”

María Montessori se convirtió en pionera de la educación de los niños (as) en todo el mundo; en las más diversas culturas, razas y condiciones económicas la educación Montessori ha demostrado ser un instrumento eficaz para la educación de las nuevas generaciones. Además de sus grandes aportaciones al campo de la pedagogía, María Montessori se destacó como una luchadora incansable por la reinvindicación de los derechos de los niños (as) y las mujeres y en contra del fascismo. Murió el 6 de mayo de 1952 en Holanda.

Al hablar de educación Montessori, hay que pensar, no en un método didáctico, sino en una filosofía de vida como acercamiento pedagógico. Educar al niño (a) no es “enseñarle” desde afuera con una postura dogmática y autoritaria, es proveerle la oportunidad para que aprenda a educarse a sí mismo con confianza e independencia, de manera activa, libertadora.

Algunas características de las sociedades primitivas:

Comunidad primitiva: Grupos de personas unidos por vínculos de sangre formaban colectividades pequeñas donde compartían la propiedad y la producción. A pesar de que eran sociedades rudimentarias, su instrumento de trabajo era el hacha de piedra, todos eran ciudadanos libres teniendo las mujeres iguales derechos que los hombres. Las decisiones comunales se tomaban en “consejos” constituidos por los miembros de la misma, la economía era manejada por las mujeres, quienes eran además recolectoras (de hormigas, semillas, panales) y cuidaban los campamentos. La línea filial se transmitía por el lado de la madre.

La educación no estaba confiada a nadie en especial, sino que era una función espontánea de la sociedad en un conjunto, al igual que el lenguaje y la moral. Desde pequeño (a) el niño (a) observaba lo que ocurría a su alrededor, participaba de las actividades de acuerdo a sus posibilidades. En una sociedad primitiva, la enseñanza era para la vida, por medio de la vida. Los niños (as) se educaban participando de las funciones colectivas, recibían como recompensa igual cantidad de alimentos, que los otros / otras. A partir de los siete años adquirían su independencia, debían entonces, vivir sus expensas.

Existía muy poca organización económica, se producía sólo lo suficiente para el consumo de la comunidad: debido a la poca producción (escasez de alimentos) se veían obligados a matar a sus enemigos. Dentro de su estructura social no existían rangos ni jerarquías, tampoco dentro de su religión. Tenían una religión sin dioses, y un ínfimo dominio del ambiente.

Transformación de la comunidad primitiva: Las personas de estas sociedades primitivas trabajaban arduamente, debido a las técnicas rudimentarias que utilizaban para realizar sus tareas cotidianas (diarias).

El desarrollo de la comunidad produjo cambios sociales que exigían la realización de otras tareas, tales como: la distribución de los alimentos, y productos, la administración de la justicia, la dirección de la guerra, la inspección del sistema de riego. Aparecen unas personas para realizar las mismas. La dirección del trabajo se separa del trabajo mismo, las fuerzas mentales de las fuerzas físicas.

Se introducen modificaciones en la técnica, la domesticación de animales y su aplicación a la agricultura. El trabajo del ser humano aumenta en rendimiento y adquiere valor.

La comunidad comienza a producir más de lo que necesita para su consumo interno. Los enemigos son tomados como prisioneros.

Las funciones de los organizadores se vuelven hereditarias, la propiedad común es propiedad de las familias que las defendían y administraban.

Los rituales y ceremonias de iniciación son el primer esbozo (plan) de un proceso educativo, ya no es posible entregar la educación de las niñas (os) al conjunto. Existen diferencias entre las tareas que han de realizar unos y otros (as).

La línea filial materna es reemplazada por la del padre. Las tareas de las mujeres se limitaron a las funciones domésticas, que dejaron de ser sociales. Las mujeres perdieron la igualdad de derechos en cuanto quedaron adscritas al cuidado del esposo y de los hijos / hijas.

Marca este período de transición en la historia de la humanidad, la aparición de proceso muy interesantes:

  • - la separación entre los trabajadores y los sabios
  • - la religión con dioses
  • - la educación secreta
  • - la autoridad del padre